Uncategorized

Casa a la malicia

Quinta de Torre Arias. El rincón de Mayrit. Historia de Madrid. El crecimiento de la Villa. Conocer Madrid. Parque Arroyo de los Pinos. Arte en Madrid.

Tag Archive

Huellas medievales bajo la Casa de la Villa. Marco Polo en zapatillas. Dehesa de la Villa Naturaleza viva. Finalizado el Plan Director para la Dehesa de la Villa. Urban Idade. Historias matritenses. Cine del Oeste en la Comunidad de Madrid. Madrid me mata. Cala y duele: Hablo de Madrid. Madrid Art Deco. Ahondando Madrid. Madrid por el poeta Blas de Otero. Viendo Madrid. Cabalgata de Reyes en Ciudad Lineal. Historia urbana de Madrid. Copla de felicitación para esta Nochebuena y Navidad Memoria Virtual de El Pardo.

Actividades para las Fiestas Caminando por Madrid. Nueva web de Caminando por Madrid.

Casas a la malicia de Madrid - Picaresca en estado puro

Todo Madrid. Planes en Madrid del 19 al 21 de mayo. Originalmente, la Regalía de Aposento fue creada debido al aumento de población y la escasez de vivienda que ocasionó la llegada de la Corte a Madrid en con Felipe II. Los propietarios debían ceder la mitad de su casa para alojar a alguno de los muchos cortesanos o funcionarios que fueron llegando a la Villa. Como esto no siempre era posible debido al tamaño o mala distribución de las estancias, la carga de aposento adoptó diversas formas, como veremos.


  • ?
  • Una antigua picaresca propició una curiosa desviación urbanística;
  • mujeres solteras en waukegan illinois.
  • escort y putas de barcelona embarazadas;
  • els 7 gorgs campdevanol!
  • conocer chicas en tu ciudad;

Museo del Prado sala Hacia los comienzos de , Diego del Corral planteó una serie de reformas en el sistema de la Visita de Aposento que ocasionaron unas nuevas Ordenanzas promulgadas el 18 de junio de ese año. La institución encargada se denominó Junta de Aposento.

Menú principal

Madrid h. Como decíamos, la carga de aposento dependía del tipo de casas, que fueran materiales o no materiales. Y las casas no materiales cuya carga consistía en un canon monetario anual, variable en función de un porcentaje aplicado sobre la tasación de la vivienda. Muchas de ellas fueron las casas de tercia, o tercera parte, de incómoda repartición o a la malicia.

Se habla a menudo de la picaresca, la malicia… de los madrileños, pues algunas de las viviendas se construían con ese objetivo, resultar de incómoda repartición. De esa forma los dueños eludían tener que hospedar a un miembro de la Corte, aunque a cambio, en principio, había que pagar por ello. Sin duda había casos de este tipo, pero no todas eran así. Calle Redondilla esquina calle de los Mancebos. De lo que se trataba era de comprobar si realmente eran de incómoda repartición, o sea, si no era posible dividirla en dos partes independientes para el dueño y el huésped.

Las casas debían ser visitadas, inspeccionadas y medidas. Al menos esa era la teoría, pero el control resultaba muy difícil. La Visita General se debería realizar cada seis años, pero tras la muerte de don Diego del Corral en quedaron interrumpidas, entre otras cosas por motivos económicos, la Hacienda Real no pasaba por sus mejores momentos. Las casas a la malicia eran casas privilegiadas , que se libraban de la carga material a cambio de un canon monetario anual y fijo, mientras durara el privilegio , que podía ser temporal o perpetuo y en cualquier caso podía ser de dos tipos: Para completar y complicar el panorama, digamos que existían las casas no privilegiadas.


  • Casas a la malicia.
  • La ‘casas a malicia’ o el misterio de las ventanas asimétricas.
  • cova de la galera.
  • Lo más leído!
  • citas en linea antecedentes penales.

El objetivo era mejorar la calidad de las construcciones de la Villa. En fin, la exención de la obligación de alojar un huésped era la llamada Composición de Aposento. Ante cada solicitud de Composición de la casa se abría un Expediente que obligaba a una serie de pasos, entre ellos la visita de un alarife y un escribano que inspeccionaban y medían la casa o solar.

La tasación, que dependía de la calidad de la construcción y de la situación del inmueble, la efectuaba el Contador de Aposento.

Artículos destacados

Las casas compuestas con carga pagaban lo estipulado y se libraban del huésped. Los que mejor librados salían eran los que obtenían la composición sin carga monetaria. Veamos solo un ejemplo, el de la Casa de Lope de Vega. Sus herederos la vendieron; fue un mercader de lanas, Juan Ambrosio Leva, quien se la vendió a Lope. Entonces debía tratarse de una casa material , con la servidumbre de alojar un huésped de aposento de corte.

Seguramente desde los primeros momentos el escritor intentó liberarse de esta obligatoriedad, cosa que logró en La casa, tasada en 36 ducados, en el Libro de la Visita de figura como compuesta. Estas casas de tercia parte, que pagaban un tercio de su valor de tasación, son las que se registraron durante la Visita de El Libro se limita a un registro alfabético de calles, casas solo las de incómoda partición, tercia parte o a la malicia y sus propietarios, pero hoy día es de gran valor. Es el Madrid que había dibujado Antonio Mancelli en el primer plano de la Villa, y unos años después lo haría Pedro Texeira.

El profesor Dr. Roberto Castilla transcribió el Manuscrito que ahora tenemos la suerte de poder consultar libremente en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Es el autor de la e dición literaria del manuscrito 5. Se puede descargar aquí. De Wikipedia, la enciclopedia libre. Arte en Madrid. Consultado el 11 de noviembre de Espacios de nombres Artículo Discusión.